Todas las diferencias entre SEO White Hat y Black Hat

El mundo del posicionamiento SEO es realmente grande, y hay muchos factores que intervienen en el mismo. Para llevar a un sitio web a lo más alto, es indispensable conocerlo con la máxima profundidad posible. Y dentro del universo en donde hay que ganarse a pulso el tráfico a nivel orgánico, hay ciertos términos que vas a oír más de una vez, y a los cuales debes prestarle bastante atención. Y si sabes gestionarlos, ¡es para quitarse el sombrero! En la presente entrada de Digitalgrow, hablaremos sobre todas las diferencias entre SEO White Hat y Black Hat. 

Qué es el Black Hat SEO

Dentro del ecosistema del posicionamiento, tal vez alguna vez te cruces con alguien que te diga que es un auténtico experto en Black Hat SEO… ¡escapa lo más lejos posible! 

¿Sabías que Black Hat SEO es el nombre que se le da a las acciones poco éticas que se realizan con el objetivo de escalar rápidamente posiciones en Google? 

Básicamente, el Black Hat SEO es hacer trampa. 

Black hat seo, white hat seo y gray hat

Muchas de las técnicas que están incluidas son penalizables por los buscadores. ¿Qué significa esto? Que Google las puede detectar por medio de su algoritmo, y puede conllevar penalizaciones para el sitio que las está poniendo en práctica. Estas sanciones pueden ir desde bajar puestos en la clasificación o, directamente, desaparecer de ésta. 

¿De dónde proviene el Black Hat SEO? Es originario del principio del posicionamiento, cuando era más fácil engañar a los buscadores. Por fortuna para quienes desean hacer las cosas bien, hoy es cada vez más difícil incurrir en estas maniobras deshonestas. Muchos lo intentan, pero la mayoría de las veces, “no cuela” (al menos, no se van de rositas, porque son penalizados por Google). 

Algo muy importante que debes saber es que una estrategia de Black Hat SEO no le aporta ninguna mejora al usuario (sólo está pensada para escalar posiciones, sin más). 

Cuáles son las técnicas más empleadas en el Black Hat SEO

Te ofrecemos las principales técnicas deshonestas que se utilizan en el Black Hat SEO: 

  • Links y textos ocultos: era muy común hace un tiempo y consistía en poner texto con muchas palabras clave del mismo color que el fondo de la web (invisible para los usuarios, pero no para los motores de búsqueda). En 2022, prácticamente no se usa. 
  • Keywords Stuffing: puede definirse como el exceso de palabras clave, en todos los elementos de una página web (título, body, H1, H2, URL, metatag, etc.). 
  • Cloacking: esta práctica consiste en enseñar un contenido para los buscadores y uno muy diferente para los usuarios. Estos últimos, son dirigidos a una página que no es rastreada por los buscadores. Mientras que los robots de búsqueda, van a una página que está optimizada de forma especial para ellos. 
  • Copiar contenido: no hace falta mucha explicación, es el famoso “copiar y pegar” de otras páginas. De esta práctica derivan los problemas por culpa de tener “contenido duplicado”.
  • Page hijacking: esta acción consiste en realizar una copia de una página web que esté muy bien posicionada, con la intención de hacerle creer al buscador que es el sitio original, y no una copia. Es una forma absolutamente fraudulenta de conseguir aumentar el posicionamiento web, perjudicando al mismo tiempo a un tercero. 

¿Y qué es el White Hat SEO?

Es, evidentemente, la contracara del Black SEO. Así se define a las técnicas que son éticamente correctas, que cumplen las directrices del propio Google para posicionar una web de manera orgánica. 

Diferencias entre white hat SEO y black hat

Principalmente estas técnicas consisten en: 

  • crear contenido de calidad 
  • lograr popularidad en tu sitio web 
  • optimizar todos los contenidos del mismo desde el punto de vista SEO 

El objetivo finalmente es ofrecer una buena experiencia a los usuarios, y esto es, en definitiva, lo mismo que quiere Google. 

Principales diferencias entre Black Hat SEO y White Hat SEO

Seguramente, la principal diferencia es que al Black Hat SEO no le interesa absolutamente nada la forma de mejorar el posicionamiento (su esencia es que “el fin, justifica los medios”). Mientras que para el White Hat SEO, son muy importantes muchos aspectos, como la integridad del sitio web y la experiencia del usuario. 

Con el Black Hat se acude a acciones poco éticas, que además pueden provocar problemas. 

Con el White Hat, ese riesgo nunca está, ya que todo lo que se realiza es siguiendo las instrucciones del buscador. 

Otra de las diferencias es que, aunque el Black Hat SEO puede ofrecer resultados a corto plazo, también puede lograr que desaparezcas de la lista de resultados. 

En cambio, por el lado del White Hat SEO, todo es mucho más rentable a largo plazo. 

La conclusión es muy sencilla, si quieres hacer las cosas bien, apuesta siempre por el White Hat SEO. Verás los resultados, sin dolores de cabeza ni sanciones de Google.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?