Cómo corregir errores 404

Uno de los errores más comunes en Internet, es el código HTTP que envía el servidor a un usuario cuando no se encuentra la URL a la que se está intentando acceder. ¿Alguna vez te has encontrado con ese mensaje? Ocurre cuando la página se ha eliminado, o cuando el internauta ha escrito mal la dirección. En el presente artículo de Digitalgrow, te explicaremos cómo corregir errores 404.

Ya te hemos dado una breve explicación de lo que significa un error 404. Y seguramente te has topado con él en más de una ocasión como usuario. Pero ahora lo interesante es analizarlo desde el otro lado, cuando tienes una página o sitio web. Te explicaremos con mayor profundidad qué consecuencias tiene un error 404, y cómo puedes detectarlo y solucionarlo.

Corregir error 404

Razón por la cual aparece el error 404

Básicamente, hay 3 motivos por las por los cuales puede darse un error 404, y son los siguientes:

  • Porque se ha escrito mal la URL: es probable que el visitante esté buscando un post o un producto de tu e-commerce y escriba de manera manual la dirección URL, cometiendo así un error de tipo mecanográfico.
  • Debido a que la página ha sido eliminada: esto ocurre si, por ejemplo, has descatalogado un producto de tu tienda de e-commerce y, por lo tanto, has eliminado la página donde estaba publicado.
  • Porque se ha cambiado o movido la URL de la página: en ocasiones, para optimizar el SEO, decides cambiar la estructura de la URL de un artículo, y el usuario intenta acceder escribiendo la dirección URL antigua. En caso de que no hayas hecho una redirección, terminará viendo el error 404.

Consecuencias que un error 404 puede tener para tu web

En caso de que tu sitio web tenga más de un enlace con error 404, puede verse afectado de manera negativa, no sólo en el posicionamiento que te da Google, sino también en la imagen, reputación y credibilidad que le ofreces a tu público.

Hay que destacar algo importante: tiempo atrás, para Google, tener páginas con errores 404, representaba un problema a nivel SEO, porque consideraba que se trataba de un sitio que no tenía el cuidado suficiente. Pero en la actualidad ya no es así, ya que Google, al detectar una página 404, directamente la deja de indexar, porque lo que busca es que el usuario no tenga una mala experiencia.

Si en tu sitio tienes muchos enlaces que conducen a páginas 404, le da una señal inequívoca a Google, que puede hacer que baje la reputación de tu web.

Y en caso de que no tengas una página 404 que esté bien trabajada (y que le ofrezca a tu usuario continuar navegando para encontrar el contenido que desea), muy probablemente éste abandonara tu web, y también habrá pasado una mala experiencia de usuario.

Ten en cuenta esto último: si no le ofreces a tu usuario la oportunidad de seguir navegando tras haberse topado con un error 404, irá a buscar al siguiente resultado (después del tuyo) en la página de Google… ¡será una oportunidad desperdiciada!

Formas de corregir errores 404

Cómo se puede detectar el error 404

Para que la presencia de este error no acabe afectando al SEO de tu página, es vital que puedas saber cómo detectar la existencia de estos enlaces rotos (para borrarlos o repararlos).

Las herramientas para localizarlos son:

  • Google Search Console: esta herramienta de Google es perfecta para identificar los errores 404, ya que los reconoce de manera automática y, después de repararlos, puedes marcarlos como corregidos.
  • W3C Link Checker: con esta herramienta de tipo online, podrás hacer un exhaustivo análisis de cada uno de los errores 404 que están presentes en una página web. Lo único que debes hacer es introducir la URL deseada, y esta aplicación hará su trabajo de forma automática.
  • Dead Link Checker: es una aplicación veloz y que tiene un funcionamiento muy fácil, parecido a la herramienta anterior. Tiene gran practicidad para detectar páginas, tanto externas como internas, que contengan el error 404.

Maneras de solucionar el error 404

Tal como te lo explicamos con anterioridad, si puedes justificarlo, un error 404 no tiene por qué ser negativo. Lo principal es que evites proporcionarle una mala experiencia a tu usuario.

Para conseguirlo, simplemente debes modificar los enlaces internos que apunten a páginas 404 y, de esa forma, ayudarás a tu visitante a que encuentre el contenido que está buscando.

Aquí te damos distintos tipos de solución:

  • Realizar una redirección 301: conducirás al usuario a ver el contenido que estaba buscando, pero con una URL cambiada.
  • Crear una página de error 404 personalizada: si es inevitable que se muestre el error, ofrécele a tus usuarios una página 404 en donde, por ejemplo, se le invite a ver los últimos artículos de tu blog… ¡usa la creatividad!